miércoles, 5 de enero de 2011

CAZUELA MALAGUEÑA DE FIDEOS CON BOQUERONES, HABAS Y CHICHAROS

 



















El boquerón es uno de los símbolos asociados a la ciudad de Málaga, de hecho, a los malagueños se nos conoce mayormente en el resto de Andalucia, popularmente como : “ boquerones ”.
El boquerón malagueño, el que llamamos boquerón vitoriano, es autóctono de nuestro litoral, mucho más plateado, de carne más blanca que los boquerones del Atlántico, de menor talla, con más brillo y sin tonos rojizos en ojos y agallas, más pequeños, finos y de un sabor mucho más exquisito.
Su nombre le viene por el pueblo Rincón de la Victoria, antiguo puerto pesquero y hoy enclave turístico y residencial, muy cerquita de la capital.

Actualmente a nuestros mercados los boquerones llegan desde distintos puntos del Mediterráneo, desde Marruecos e Italia en todos los casos son de mayor tamaño y cuerpo más oscuro.
Se pueden distinguir perfectamente los boqueroncitos vitorianos malagueños de los que nos llegan de otras latitudes.

En ésta ocasión he preparado uno de los platos más significativos de mi cocina materna, que debido a ésta época en la que podemos disfrutar de habas y chicharos (guisantes) de temporada y de la huerta malagueña, se combina la base de las clásicas sopas malagueñas con productos de la tierra y del mar.

En recuerdo de mi padre, al que yo adoraba, ya que era su plato preferido.

¿Cómo hacerlo?

En una sartén con aceite de oliva virgen freir cortado en trocitos pequeños un tomate (sin piel), un pimiento, media cebolla y dos o tres dientes de ajo.
Apartar del fuego y echar una cucharada pequeña de pimentón (pimiento molido).
Poner una cacerola con agua a hervir, echar la fritura, habas frescas (las pipas enteras y la piel picada en trocitos), patata cortada en rodajas, azafrán (en su defecto colorante alimentario) y salar al gusto. Dejar cocer unos quince minutos.
Agregar los fideos (uso el nº 4 de la marca El Gallo), un puñadito por comensal, los chicharos y una ramita de hierbabuena.
Una vez que estén cocidos los fideos, echar los boquerones (limpios: sin cabeza, ni tripas), apartar enseguida del fuego y dejar que se hagan con el mismo calor de la sopa.
Al emplatar, que no falte  una ramita de hierbabuena 

 !!Buen provecho !!

6 comentarios:

  1. No me extraña que fuera el plato preferido de tu padre, también lo es de mi madre, y es que está buenísimo. Y esos boqueroncitos vitorianos, Ay, mi Rincón de la Victoria, cuantos buenos recuerdos...
    Un beso y que los Reyes sean muy buenos contigo,seguro que has sido una chica muy buena.

    ResponderEliminar
  2. Gracias malagueña, este plato si es de los míos, lo prepararé como dices y como voy para tu tierra con vitorianos. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Cocinas tambien la piel de las habes cortaditas pequeñas?
    Era una duda.
    El plato se ve riquísimo con todo lo que lleva.
    Beso de Orquidea59

    ResponderEliminar
  4. Qué plato más delicioso, Carmen Rosa... Nunca he comido los boquerones de esa manera, pero a mí las cazuelas y platos caldosos me encantan... Son tan sabrosos e intensos.
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Buenos dias, ante todo gracias por vuestros comentarios.
    Orquiedea,efectivamente se le echa también la piel de las habas cortadas en trozos pequeños; riquisima, le da un toque de sabor muy caracteristico.
    Besos a todas.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...