martes, 8 de febrero de 2011

REVUELTO DE HABAS, CHICHAROS Y ALCACHOFAS CON JAMON

 



















Recuerdos y pequeños retazos de mi vida, impregnados del olor y sabor de cada receta.
Quizás es en lo que se está convirtiendo “Mi cocina” virtual, pero aunque quisiera últimamente no puedo ni deseo evitarlo.

Mi padre era conductor de autobuses, aunque sus comienzos profesionales en el sector comenzaron en la Compañia de Ferrocarriles Suburbanos de Málaga.
A partir de 1904 con la construcción de la línea de tren, Málaga-Velez Málaga y las Ventas de Zafarraya la Compañía de Ferrocarriles Suburbanos de Málaga, donde trabajaba mi abuelo Diego ( "Padre" como le llamábamos tanto los hijos como los 23 nietos), se establece mi familia paterna en El Palo, siendo el responsable del paso a nivel.
En 1908 un tren de vía estrecha comienza a atravesar la barriada marinera y a través de las localidades costeras vecinas, llegaba hasta Velez Málaga y de alli hasta La Venta de Zafarraya (provincia de Granada), donde con la edad de tres o cuatro años vivimos durante seis meses debido a que mi padre trabajaba en la Compañía, al igual que sus dos hermanos mayores.

Tras 60 años de servicio, el 22 de abril de 1968 se clausuró la línea que quedaba, de Málaga a Vélez-Málaga, uno de los cometidos de mi padre era ir estación por estación recogiendo la recaudación de la venta de billetes, no obstante siendo ya conductor, pasó a ser “chofer” de la linea de autobuses Suburbanos de la linea Málaga-Periana, más o menos cuando sobre el año 1954 ,se nombro director gerente de Suburbanos a Don Ricardo Villar Sigismondi, que a su vez era director general de Automoviles Portillo.

¡¡ Muchas veces acompañó mi padre a Don Ricardo, pilotando su avioneta a recoger los autobuses que compraba en Galicia y qué sufrimiento para mi padre volar con él !!
En ésa época solamante quedaban algunos empleados ,como Don Jose Casquero (a quien recuerdo con cariño, ya que pasé algunas bonitas tardes de verano con sus hijas en su casa de El Candado), jefe de los servicios ,y mano derecha de Don Ricardo en Suburbanos , ademas del cajero ,un hombre mayor muy buena persona que estuvo siempre de cajero desde la etapa del ferrocarril , Don Juan Furior que era mecanico ,y algunos empleados mas que junto a los conductores y cobradores de los autobuses (un recuerdo especial a Casquero) eran muy pocos los empleados que quedaban en la nomina de suburbanos, aunque el material movil que utilizaban era de Portillo; igualmente recuerdo al último jefe de personal, el Sr. Galapero.

Mi padre, conductor de Portillo, murió hará 18 años, le recuerdo con su uniforme gris, su sonrisa, su simpatía y su pasión y cariño por mi y mis hijos.

Mis hijos, sobre todo el mayor, no le llamó nunca abuelo, era su “Papá Portillo”
Cuando tenía la ruta Málaga-Periana, principios de los años 60, cada dia, mi madre en una fiambrera de metal que se cerraba herméticamente, ponía la cena de mi padre. Conmigo de la mano y mi hermano en brazos, esperaba pacientemente hiciese frio o calor, que pasara mi padre conduciendo ése autobús amarillo de Suburbanos en el que nos subíamos rápidamente para entregarle su hatillo y poder darle un beso, ante la mirada atónita de los pasajeros.
En ésta época de habas y guisantes frescos de las huertas malagueñas, ésta receta era una de sus preferidas y de las que más recuerdo dentro de "su fiambrera gris". ¡¡ Va para ti papá !!

Para prepararla:

Cortar las habas en trozos pequeños (obviamente quitando las puntas y lavándolas previamente), desgranar los chicharos (guisantes) y cortar las alcachofas dejando solamente el tronco.
En una cacerolita poner a cocer las habas y las alcachofas, salando el agua previamente.
Cuando estén casi hechas las habas, añadir los guisantes, no cociéndolos demasiado pero que no queden duros.
En una sartén poner un chorreón de aceite de oliva (de Periana a ser posible, uno de los mejores aceites del mundo) y pochar cebolla muy picadita a fuego lento, sin que se queme.
Añadir un correoncito de vino blanco y dejar reducir.
Echar las habas, los guisantes y las alcachofas en la sartén y remover unos minutos.
Romper dos huevos encima de la verdura, rompiendo las yemas y salándolos al gusto, dejándolos cuajar lentamente, sin remover.
Poner por encima del huevo jamón serrano cortado en trozos pequeños.
¡¡ Riquísimo, disfrútenlo !!

7 comentarios:

  1. Casi no me he enterado de la receta. Me has hecho poner nostálgica. Espera, que miro de nuevo.
    Ya, ya me he enterado dela receta.
    Besazos

    ResponderEliminar
  2. Despiste... que muy rica.
    Besos de nuevo

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno tiene que estar este plato, pero lo mejor como siempre son esos recuerdos tan bonitos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Una maravilla de plato, los recuerdos siempre son bonitos si son buenos, estoy deseando que vengas los alcauciles romanos para hacerlos rellenos, tambien es un plato que aprendi de mi madre, y que en mi casa nos encanta.
    Estos me los llevo que tengo que probarlos, un beso preciosa

    ResponderEliminar
  5. Cuantos recuerdos y que bonito es evoxcarlos.
    A mi padre le encantaban los "xiulets" que son las habas en su vaina, tan tiernas todavía.
    Buen plato, buenos recuerdos, es lo mejor del mundo!!!

    Petons

    ResponderEliminar
  6. Me encantan los revoltillos, y con verduritas sanisimos , rebuenos y el gustirrinín final del jamón ya es la leche.

    Muas!

    ResponderEliminar
  7. Que rico, las habas me encantan.
    besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...