lunes, 1 de agosto de 2011

BIZCOCHO DE JAZMINES














Por mi edad, y no me considero mayor sino que ya hay otras prioridades en mi vida, sé que no podré hoy por hoy realizar algunas cosas que siempre quise hacer: tocar bien la guitarra y aprender a tocar el piano, son algunos ejemplos. Y sé lo que nunca me gustó hacer y que no conseguiré hacer: los trabajos manuales.

Trabajos manuales era una de las asignaturas de bachillerato, donde me tenía que ayudar mi madre: hacer un bolso con cartón y tela, recuerdo que lo hicimos con los trozos de un chaquetón que me hizo mi madre, de pana amarilla muy al estilo de finales de los 60, un muñeco de trapo, lástima que no lo conservo, hicimos un cenachero vestido de marengo vendiendo “pescaitos”; y es que nunca se me dio bien ni tan siquiera jugar con la plastilina, ni envolver un regalo, ni hacer un lacito....pero es que no me gusta y he de reconocer que la paciencia no es lo mio.

Pués igual me ocurre en la cocina: decorar platos y sobre todo bizcochos o pasteles no se me da nada bien, unido a mi torpeza y a la falta de tiempo, me viene de maravilla el refrán: “Se junta el hambre con las ganas de comer”

Es por ello, por lo que admiro a aquellas personas que con una base, un simple bizcocho o unas galletas hacen verdaderas obras de arte, dignas de estar en un museo o formar parte de la decoración de una habitación infantil.

Hace tiempo descubrí un blog malagueño: Pan, dulces y otras palabras, su autora es Mariló, es profesora (como mi hermano), maestra como ella se denomina y la sigo no solo por sus pasteles, galletas, fondant etc., sino porque me encanta como escribe, me gustan sus historias, sus anécdotas divertidas con sus pequeños alumnos, me hacen reir, aunque hay momentos también un tanto melancólicos en sus vivencias.

No hace mucho, comenzó a enseñar (que es lo suyo) a quienes quisieran aprender a hacer algo que ella domina perfectamente: decorar y “diseñar tartas” y de ahí junto con su hermana Susana, abrir en la capital malagueña un establecimiento donde comprar todo lo necesario para el mundo de la pasteleria, aunque tambien a través de su página web: La casita dulce de las Flores.

Aunque no las conozco personalmente, sé que con ésta base de un bizcocho ¿malagueño? con aroma a jazmín, ellas harían una decoración magnifica, me lo imagino todo blanco, con un ramillete de jazmines con sus hojas y tallos verdes y los capullitos con un toque morado como los atarcederes a la orilla del mar, y esos jazmines blancos, olorosos y dulces..... pero de momento, solo sé hacer el bizcocho, ellas las artistas seguro que lo “bordarían” y harían de él una obra de arte comestible.

Aunque en los calurosos meses veraniegos no suelo preparar bizcochos, en ésta ocasión voló mi imaginación después de preparar el helado de jazmín y pensé que un bizcocho con aroma de jazmines tenía que estar riquísimo, por lo que había que hacerlo en estas fechas ya que en invierno no florece tan malagueña flor.

¿Cómo lo hice?

Enjuagar los jazmines (recogerlos recién abiertos a ser posible) y escurrir.

Hervir un vaso de agua e infusionar los jazmines durante una hora, colar y reservar la leche.

Precalentar el horno a 180º C y engrasar un molde con mantequilla.

Batir 170 gramos de mantequilla a temperatura ambiente con 170 gramos de azúcar blanca, hasta que blanquee y esté cremosa.

Añadir tres huevos, uno a uno sin dejar de batir.

Agregar el vaso de leche y tamizar 110 gramos de harina especial para bizcocho (uso Harimsa) e incorporar previamente en ella un sobre de levadura, removiendo hasta que quede bien integrada.

Echar la masa en el molde y hornear durante unos 25 minutos aproximadamente (depende del horno y del molde que se utilice) hasta que esté dorado.

La prueba: meter un palillo y que salga seco.

Desmoldar y adornar con jazmines.

Disfruten de él y visitando a Mariló y a Susana, tanto en el blog, como en su web.

21 comentarios:

  1. Este bizcocho tiene que tener un sabor y un olor exquisitos. Nunca he cocinado yo con flores, tiene que desprender un aroma tu cocina mientras lo preparas, alucinante ¿verdad?. Y eso de pegarle un bocado, ni te cuento.
    Me ha gustado Carmen, y por la decoraciòn no te preocupes, es lo de menos, lo importante es meterse un trocito de este bizcocho en la boca y sentirte en la gloria bendita de lo que te gusta.

    biquiños preciosa.

    ResponderEliminar
  2. que original lo de usar jazmines, me lo anoto

    ResponderEliminar
  3. que cosa más original , tengo que probarlo !!!

    ResponderEliminar
  4. Muy curioso el uso de jazmines para repostería Carmen, y por muy mayores que seamos siempre se saca tiempo para aprender cosas nuevas, bs

    ResponderEliminar
  5. Una receta exquisita, con la utilización de los jazmines. Además de rico tiene que tener un aroma estupendo.
    UN besín.

    ResponderEliminar
  6. impresionante este bizcocho, que rico con la infusion de jazmines.
    besoss guapa
    feliz semana

    ResponderEliminar
  7. Un buen café, uuna buena compañia y perfecto...:!!

    Un saludo, Los Caprichos de Jorge!

    ResponderEliminar
  8. Que original, me he imaginado una biznaja, se dice así?, al lado del bizcocho.
    Rico Carmen Rosa.
    Yo tambien soy una impaciente, por eso las manuualidades.... ejem.Besazos.

    ResponderEliminar
  9. Curioso y original y adornado.

    Siempre tus entradas me encantan por las explicaciones que como hoy nos das.

    ResponderEliminar
  10. como debe de oler ese bizcocho, apetecerá darle un mordisco con solo olerlo, y con la pinta que tiene, debe estar delicioso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Hay gente con mucho arte que hacen unos pasteles y unas galletas que dejan boquiabiertos, pero no todos tenemos esa habilidad, lo más importante es el cariño con que se hacen las cosas y eso a ti no te falta, a qué no? Este bizcocho está diciendo cómeme.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. What a beautiful cake - lovely, lovely flavors!
    Mary

    ResponderEliminar
  13. It looks beautiful and delicious!

    ResponderEliminar
  14. Una delicia y una originalidad de bizcocho ricamente delicioso,me ha encantado y lo tengo que probar,no se me hubiera ocurrido pero la verdad es que me ha encantado.
    Yo también creo en el cariño que le pones al hacer tu receta como dice nuestra amiga Ana,no todos tenemos el mismo arte pero tenemos otras cosas muy especiales como tu blog.
    Un besote enorme cielo.

    ResponderEliminar
  15. Con las ganas que tengo de tener un jazmín en mi terraza... sólo me faltaba que se pueda comer! Entre este bizcocho y el helado que hiciste... Mañana voy al vivero! jajajaja. Besitos, Carmen!

    ResponderEliminar
  16. ¿Que no se te da bien decorar un bizcocho? Pues viendo éste no se puede decir tal cosa, con un simple ramillete de jazmines el bizcocho ha quedado precioso! Y encima le has hecho un homenaje muy bonito a las hermanas flores.
    Cuando dices que sabes que no vas a hacer ciertas cosas por tu "edad", yo diría mas bien que no las harás por la falta de tiempo, ese es nuestro enemigo, no la edad, además que sé que eres bastante joven! Y te mantienes en plena forma.
    Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  17. Todos los componentes del grupo "pipirranas" estamos deseando conocerte en persona, y probar uno de tus bizcochos, malagueños o no, pero verte... ah, ya sabes, ve buscando hueco.

    ResponderEliminar
  18. Acabo de descubrir que compartimso una gran aficción: tocar el piano. Me considero que también tengo una edad que ya no me favorece para nada para aprender a tocar el piano.
    Hace unos años estuve dando clases en una academia, y después vino un profesor a casa unos meses. No he aprendido mucho, ya que esto hay que practicarlo durante mucho tiempo todos los días, y tener a alguien que te dirija.
    pero lo que aprendí me ha servido para mucho, y paso algunos ratos leyendo mis partituras (para niños y niñas de 6 años) y tocando el piano y disfrutando de sus notas.
    Asíe s que nunca es tarde si la dicha es buena. Puedes aprender lo más básico y seguir en tu casa poco a poco.
    Yo lo hice y mientras pueda hacerlo sola, aquíe stoy. Enc uanto pueda contratar a alguien, de neuvo lo haré.
    Ánimo.
    Y me pasa como a tí, tampoco voy a aprender a decorar las tartas y las galletas como las neuvas generaciones de artistas. A Mariló y Susana las conozco, y voy muy a menudo a su tienda. Son un encanto.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...