viernes, 16 de septiembre de 2011

PISTO MALAGUEÑO



























La condición de nuestros padres y la inquietud de nosotros nos coloca en un lugar privilegiado, porque somos la generación que vivió la auténtica cocina mediterránea. Así que como ya es Patrimonio Mundial, "pos" eso: “semos” patrimoniomundial.

No hace mucho me escribía éstas palabras, Pedro Cantalejo Duarte, persona a la que admiro y a la que tenemos un cariño especial en mi familia.

Coordinador del patrimonio natural e histórico de la Comarca del Guadalteba. conservación y director del yacimiento prehistórico de la cueva de Ardales.
Insigne escritor e historiador, con cerca de una veintena de libros publicados, más de cincuenta artículos de investigación sobre la prehistoria de Málaga y Andalucía, magnifico orador y conferenciante; en instituciones científicas y universidades donde suele compartir sus descubrimientos y teorías.

Hacía alusión a las personas de nuestra edad, aquellas que por la época que nos tocó vivir, no existía tanta globalización y nuestras comidas eran más autóctonas, caseras y naturales preparadas con productos de temporada y con la paciencia, calma y buen hacer de nuestros antepasados.

Nunca he dejado atrás la cocina mediterránea, aunque yo más bien la denominaría cocina española, la cocina tradicional, la preparada con productos de la tierra, con ingredientes sanos y naturales, procurando seguir los pasos de mi madre y abuelas, pero sin dejar atrás la cocina internacional, sin miedo a introducir nuevos sabores, nuevas texturas y platos internacionales.
Y ello se puede constatar en “Mi cocina”.

Hoy he querido dar entrada al blog de uno de esos platos mediterráneos, españoles: un pisto.

Hay quien sitúa el origen de éste humilde plato en la época medieval (lógicamente sin tomate y pimiento), todas las comunidades o regiones de nuestra tierra tiene su pisto: el pisto manchego, el pisto andaluz, el murciano, la sanfaina catalana, el extremeño, hasta el portugués y la famosa ratatouille de la Provence francesa, así que a ésta larga lista tengo que añadir el tipico de Málaga: el pisto malagueño, cuya peculariedad es que se solía hacer con berenjena.

¿Cómo lo he hecho?

Picar en cuadraditos la berenjena sin quitar la piel, trocear dos o tres dientes de ajo, un pimiento verde, media cebolla y rallar dos o tres tomates maduros.
En una sartén poner un chorreón de aceite de oliva virgen (he usado de Ardales, malagueño).
Pochar a fuego lento el pimiento, la cebolla y los ajos, echar un poquito de sal, sin que se lleguen a quemar, sacarlos y escurrir bien.
En la misma sartén pochar la berenjena, cuando se vea blandita, añadir nuevamente la fritada de cebolla, pimiento y ajo y el tomate, pochándolo siempre a fuego lento durante unos minutos, salándolo al gusto.
Cuando esté listo el refrito, echar un huevo en el centro de la sartén y que dejar que cuaje.

Aparte de la receta os dejo un poco de historia de mi tierra, y que descubrí no hace mucho, buen fin de semana.

"Braveheart" murió en Málaga
Relata el historiador, Sr.Cantalejo, pese a que en el filme de Mel Gibson aparece como William Wallace. Según el investigador, la película agrupa en uno a los dos clanes más famosos que lucharon por la independencia de Escocia, los Douglas y los Wallace, por lo que el personaje de Gibson "parece ser el del mismísimo Douglas".
La guerra santa que mitificó al caballero escocés James Douglas, portador del corazón del primer Rey de Escocia, tuvo lugar en el verano de 1330 en la comarca malagueña de Guadalteba.
"Es un honor que el símbolo del patriotismo escocés, al que aún le depositan flores en su país, muriera aquí. Nuestra tierra es historia".

12 comentarios:

  1. Seguro esta delcioso no hay mas que ver la foto alimentaaaaaaaaaa.
    Bicos mil y feli finde wapa.

    ResponderEliminar
  2. Pobres habitantes del medievo...se perdieron el sabor de los tomates y los pimientos.
    El otro día me regalaron de la huerta, berenjenas, tomates, calabacines, cebolletas, total que preparé un pisto, igualito al tuyo que no he publicado todavía. Como mencionas el pisto murciano, le pondré ese titulo, ea, ya está.
    A que está delicioso. Lo malo es el pan, que hay que reprimirse para no mojetear demasiado.
    Hay que ver que el liberador de Escocia, fué a morir a Málaga. Curioso.
    Besazos

    ResponderEliminar
  3. Me nutro con vuetros blogs, hay que ver la de cosas que aprendo!!! gracias por ser generosa y contarlo. El pisto genial. Besinos.

    ResponderEliminar
  4. Pues que viva Málaga y su pisto, porque hay que ver que rico tiene que estar el subsodicho.
    Como díria el Arguiñano " con fundamento".

    biquiños

    ResponderEliminar
  5. Era uno de los platos preferidos de mi padre, pero sin tomate. Mi madre se lo solia hacer para el "costo", que como sabrás era el nombre con que se denominaba a la comida que los trabajadores llevaban a la obra. Y era muy socorrido porque igual de bueno estaba caliente que frío, y es que entonces no existian los famosos termos de comida que hoy encontramos en el mercado.
    Yo aún lo sigo haciendo y siempre tengo el mismo recuerdo cuando lo hago.
    Saluditos paisana

    ResponderEliminar
  6. UNa de las mejores cosas, un pisto con un huevo frito, mamma mía que rico ¡¡
    Un molbesito guapa

    ResponderEliminar
  7. La foto ya huele!! buenísimo.
    Interesante historia ,no la conocía.Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Carmen, acabo de descubrir tu estupendísimo blog, con las recetas tradicionales y bien hechas. Ayer mismo hice pisto, le hecho calabacín también y me salió riquísimo.
    Me encanta que además de la receta cuentes un poquito de historia, de lo que piensas.

    Gracias por compartir tus recetas.

    Abrazos
    Loli Pérez

    ResponderEliminar
  9. en mi tierra hacemos algo parecido pero con calabacín y sin el huevo, lo llamamos samfaina.
    estos dias he estado en Toledo y comi un pisto manchego, era como el tuyo, con huevo y todo

    besos guapa

    ResponderEliminar
  10. ¡cuántas cosas aprendemos, no sólo de cocina, cuando te visitamos!!! Es un gusto. A mí me encanta aprender cosas nuevas, de historia... de cine... anécdotas....todo.
    Así es que me encanta estar por aquí.
    Y encima si hay un plato como éste, ya me tienes enganchadísima. El pisto, qué plato más sabroso!!! Me dan ganas de comerlo todos los días.
    Y ahora te dejo, que como siga oliendo el pisto, no me voy.

    ResponderEliminar
  11. Para mi la mejor pareja del pisto es el huevo frito, seguro que os lo habéis comido la mar de a gusto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. que rico plato, de malaga, genial, aprendemos platos de diferentes sitios, y eso nos gusta.
    saludos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...